Quantum Salud

¿Que y cómo es el SCIO?

Es un sistema avanzado de medicina bioenergética que consta de una interface, electrodos, sondas de punto y un software maravilloso.
La capacidad de restauración o curación del cuerpo se basa en la cuantía de “fuerza vital” del cuerpo. Este contiene un componente eléctrico. Esta fuerza de vida puede ser suprimida u obstruida. Este es el índice de SOC en el software SCIO.
Flujo adecuado del tratamiento con el dispositivo SCIO:

  • Reducir o eliminar la causa de enfermedad, reducir el índice de ‘Supresión y Obstrucción a Curar’ (SOC).
  • Conseguir que el paciente acepte la responsabilidad de su enfermedad y su cuerpo, su mente y su espíritu.
  • Reparar los órganos dañados que son resultado de la enfermedad.
  • Liberar las obstrucciones en el flujo de energía del cuerpo. La quiropraxia, la acupuntura y otras artes médicas se dedican a balancear estos desequilibrios.
  • Reducir los síntomas con métodos naturales y la naturopatía.
  • Tratar la constitución o las tendencias del paciente.

El SCIO es un dispositivo de Biofeedback o Estimulación Eléctrica Transcutánea de los Tejidos Nervios (TENS – Por sus siglas en inglés). Esta diseñado para estimular la atención de la conciencia a los procesos superconscientes. Nuestra superconsciencia es consciente de la interferencia inicial en el flujo. Como tal tenemos que comenzar nuestro proceso de curación mediante una interacción con el superconsciente. Esta es la razón del diseño del SCIO.

Con la capacidad de Estimulación Eléctrica Transcutánea de los Tejidos Nerviosos del dispositivo SCIO podemos usar un eslabón cibernético para ocuparnos de las causas de la enfermedad. El dispositivo puede eliminar patógenos, avisar sobre problemas nutricionales, estimular la reparación de heridas, estimular la desintoxicación, eliminar alergias, reducir la tensión y más.
Pero la mejor prestación del dispositivo es su uso para desbloquear los ‘obstáculos” en el flujo. El SCIO puede detectar y corregir anomalías en:

  • El ‘flujo de meridianos’ de acupuntura.
  • El sistema energético de las ondas cerebrales.

Finalmente el sistema puede:

  • Ayudar a encontrar modos de reducir los síntomas a través de medios naturopáticos. simple que puede hacer de la terapia holística no sólo posible sino simple de aprender y usar. Con el SCIO esta medicina total holística es fácil y conveniente”.

¿Cuánto tiempo? ¿Qué tan a menudo?
Estas preguntas requieren una respuesta específica e individual, no genérica.
Pero responderemos con algunas ideas.
Ante todo esta la pregunta del índice de SOC. Cuanta fuerza de vida posee el paciente para curarse a sí mismo. Aquí es donde muchos doctores se miran sus zapatos con vergüenza. Parece que muchos doctores adquieren el dispositivo SCIO para no tener contacto con el paciente. Quizás ellos han hecho una elección de profesión incorrecta, hay varias oportunidades de trabajo en el sector de servicios alimenticios y de limpieza y mantenimiento. En el campo de salud hay un juramento sagrado tácito de intentar ayudar tanto como sea posible sin ocasionar daño. La educación y la responsabilidad son partes importantes y necesarias del proceso de curación. A algunos pacientes les cuesta hablar o relacionarse – como sucede con los animales domésticos, pero aún así el doctor o terapeuta debe intentar tomarse unos minutos en introducir tantos datos de SOC como pueda.

Entre más alto el índice de SOC, menos fuerza vital tendrá el paciente para curarse y este necesitará más terapia durante más tiempo. Bajo un valor de 50 SOC, no tomará mucho tiempo y por lo general se pedirá visitarse un par de veces al mes. Un valor SOC de hasta 100, lo mismo, a no ser que la enfermedad haya destruido el órgano de forma dramática. Los casos de destrucción moderada a extrema del órgano, requerirá visitas semanales. Órganos sensoriales y basados en nervios son los más difíciles y necesitarán más terapia. Use las terapias programadas en sarcodes. Estas aprovisionan energía al órgano e inducen la reparación celular.
Más a menudo. Dos veces por semana es mi máximo para un paciente, a no ser que haya una enfermedad crónica peligrosa que amenace la vida del paciente, entonces una vez al día podría ser usado si esto ayuda.
El peligro consiste en que el dispositivo podría asumir funciones reguladoras en el cuerpo del paciente. El dispositivo esta diseñado para aumentar la conciencia y estimular al cuerpo a curarse. Demasiado tratamiento y el cuerpo puede volverse perezoso y dejar al sistema hacer su trabajo. Entonces sea cuidadoso, su objetivo final es ayudar al paciente a ayudarse y equilibrarse a sí mismo.
Otro factor a considerar es el cumplimiento. ¿Le gusta el tratamiento al paciente?
¿Siente los efectos del dispositivo? El paciente no debe sentir el dispositivo, sino la diferencia que el dispositivo hace. Si el paciente no siente nada, el nivel de conciencia es probablemente bajo, otra sesión es provechosa después de una semana o dos.
Muchos pacientes no sienten nada hasta después de tres o cuatro tratamientos, pero tienen curas increíbles, así el sentir el dispositivo no es esencial. Por consiguiente este no debería ser el objetivo. Los objetivos a corto plazo son la responsabilidad y algunos síntomas ligeros. Los objetivos a largo plazo son la cura y el auto dependencia de la conciencia y el cumplimiento personal.
Para obtener estos objetivos debemos intentar conseguir un acuerdo con nuestro paciente a un curso de terapias. En condiciones simples a menudo estoy de acuerdo con quizás tres visitas al mes. Terminaré la necesidad de la número tres si la cura total es alcanzada en la número dos. Una condición muy crónica o una enfermedad que amenaza la vida como el cáncer, requerirán más terapia. Pido una sesión semanal durante 8 semanas. Dos veces por semana si esta es crucial. Para resumir hay muchos factores a considerar en el establecimiento de un curso de acción. El paciente y usted deben discutir y acordar cambios y responsabilidad.